Principios de Diseños de Lotes

3.3.1: Emparejar los tipos de lotes con los tipos de calles que corresponden.

3.3.1: Emparejar los tipos de lotes con los tipos de calles que corresponden

3.3.2: Interacción social.

3.3.2: Interacción social

Los diseños de lotes son totalmente inseparables de los asuntos mayores de la planificación de sitios. El esquema total del tamaño del desarrollo, influenciado por una serie de factores, determinará qué partes del sitio pueden ser utilizadas para lotes residenciales, qué densidad de desarrollo es factible y qué porción de la tierra puede ser utilizada. El diseño de lotes es completamente inseparable de las decisiones acerca del trazado de las calles, ya que las formas y los tamaños de los lotes deben de depender de los espacios entre calles y posiblemente entre calles y callejones. El propósito de esta subsección es ofrecer algunos principios básicos para el diseño de las formas, tamaños y orientaciones dentro de un sitio. Los profesionales técnicos y los diseñadores necesitan estar y generalmente están enterados de las dimensiones y las medidas tradicionales dentro del país y la magnitud hasta la cual ellas pueden dictar opciones en el diseño de lotes. (En Honduras, por ejemplo, "la vara" es una medida prevalente, 1.4342547 de la cual es igual a un metro cuadrado y 10,000 de las cuales constituyen una "manzana" igual a 6,972 metros cuadrados.)

3.3.3: El diseño del lote puede facilitar el crecimiento de la comunidad.

3.3.3: El diseño del lote puede facilitar el crecimiento de la comunidad

  1. Emparejar tipos de lotes con tipos de calles. Los lotes residenciales de menor densidad pertenecen preferentemente a calles colectoras; los usos de mayores densidades o usos de mayor intensidad, tales como los usos residenciales multifamiliares o usos comerciales, deben estar localizados a lo largo de calles arteriales. Esto es básicamente un asunto de asegurarse de que la capacidad de la calle está bien adaptada a la intensidad de esos usos y al volumen de tráfico que generarán. Nada produce más congestionamiento (y el resultante rechazo público) que una mala combinación del uso de tierra con el tipo de calle. En la misma vena, donde hay una necesidad de incluir usos comerciales en un vecindario residencial, por ejemplo, las tiendas de conveniencia u otros usos de pequeñas tiendas, se le da prioridad al uso de lotes de esquina para esos propósitos debido a sus localidades en la intersección facilitan el movimiento de tráfico mejor que los lugares a mitad de la cuadra.
  2. Diseñe para la pendiente y el drenaje apropiados del lote. Oriente los lotes y los esquemas de las calles de manera que permita el drenaje efectivo afuera del lote sin inundar las casas o crear pantanos periódicos en el solar, al mismo tiempo, evite diseñar lotes con pendientes excesivas que son propensos a desestabilizar las estructuras construidas en ellos. Cuanto más empinada la pendiente dentro de la cual se debe construir una casa, mayor es la carga que debe ser reforzada a través de muros de contención. (Ver Figura 3.3.1 [de la Oficina de la Ciudad CD-ROM de Santo Domingo] como ejemplos de cuan dramáticamente pueden incrementar la carga en sitios empinados.) La idea total es adquirir cuantos lotes sea posible con una pendiente relativamente moderada, preferiblemente menos del 5 por ciento, alejado de la casa, pero lo suficiente como para permitir que el agua se drene del sitio a lugares seguros en otros lados del sitio en general, tales como espacio libre o lagunas de detención.
  3. Use el diseño del lote para facilitar el crecimiento de la comunidad. Hasta cierto punto, el diseño del lote y el diseño de vivienda son interdependientes. Los lotes le permiten a la gente el retraerse dentro de sus enclaves privados y minimiza el contacto social; los lotes más pequeños agrupados pueden (pero no automáticamente) facilitar más interacción social, lo cual cede un número de beneficios para la seguridad comunitaria y el bienestar. Pero en cualquier caso, las dinámicas sociales de un vecindario dependen de un número de factores que resultan de las decisiones de diseño hechas por los técnicos profesionales. Estos incluyen el tamaño de los retiros de la calle, bien sean características como pórticos, barandas y patios se fomentan o se requieren como parte del desarrollo de la vivienda, ya sea que los lotes tengan una orientación relativamente más perpendicular o paralela a la calle y si es que los solares tienen callejones entre ellos, entre otras consideraciones posibles. Las características específicas se ven ampliamente como ayudas para la interacción comunitaria (pórticos, retiros mas cortos y frentes de lote más angostos) pero el efecto total depende finalmente de la combinación de las características del diseño del lote, incluyendo otras siquiera mencionadas arriba, tales como aceras y árboles de la calle.
  4. Preserve vistas deseables donde sea posible. No es posible generalmente darle a cada lote una línea directa de vista a los elementos del sitio visualmente más atractivos, o fuera del sitio, pero el buen diseño puede maximizar el número de lotes residenciales de los cuales los residentes pueden gozar de vistas óptimas de las características del paisaje estético. Estas incluyen cerros, parques, monumentos u otros puntos de referencia, cuerpos de agua y bosques, entre otras amenidades visuales. Ya que están orientadas las calles y las líneas de los lotes influenciará mucho el número de lotes que ganan estos beneficios, y por lo tanto también afecta el valor de las casas que son vendidas, porque la gente le pone un valor real monetario a tales bienes. Notando la línea de vista permitida a las configuraciones de lotes en mapas, al igual que usar modelos tridimensional donde la topografía es un factor, que le ayudará a uno a visualizar como las opciones del diseño del lote afecta la preservación de las vistas deseadas.
  5. Optimice la comodidad humana considerando la orientación solar, del viento, el uso de árboles de sombra y rompevientos. Esto parece ser como un tópico complejo, como es el caso con la protección de vistas deseables, sin embargo, crear modelos y mapas se han vuelto herramientas esenciales para los técnicos profesionales en lograr esta meta. Para detalles en cuanto a que considerar en crear un microclima más humano, ver la discusión del clima en Sección 2.3.

Previa    Siguiente